jueves, 17 de julio de 2014

¿Merece la pena? Body Sorbet de The Body Shop

¡Hola! 

Con este post comienzo una nueva tanta de reviews sobre los productos Boom que llamo yo, es decir, esos que sea por lo que sea se hacen conocidísimos por la red y no se sabe hasta qué punto la fama les viene por la novedad, porque realmente son efectivos o porque detrás hay una muy buena campaña de mk para darlos a conocer.
Yo suelo mantener la cabeza fría y no dejarme llevar por todos los Booms internetiles, compro lo que realmente sé que va a cubrir mis expectativas, aunque me zampo post y videos sobre todo lo que sale así uno detrás de otro solo por curiosidad aunque no tenga ni pensamiento de comprarlos.

Algunos si que los acabo comprando pero no suelo escribir sobre ellos por no saturar más, lo que me quita bastantes ideas para escribir en el blog. Por este motivo voy a ir poco a poco con todos los booms que he ido comprando y que no me han dejado indiferente, tanto para bien como para mal, y voy a intentar explayarme en mi experiencia personal más que en la ficha técnica del producto en cuestión.

Estreno la sección con uno de los famosísimos sorbetes corporales de The Body Shop, los que dan fresquito y más aún si los metes en la nevera.

A mí me encantan los aromas de los productos de TBS, además sus productos corporales me van a las mil maravillas porque son hidratantes, los de baño no me resecan nada la piel y la hidratación me aguanta mucho en la piel, no son de los que con el paso de las horas me dejan la piel reseca o me producen picores.
De todas las líneas que tienen me encanta la de mango, sobre todo a partir de primavera me encanta usar el gel y la manteca, peeeero soy murciana, en cuanto llega junio no hay crema que se absorba, cualquier cosa que me hidrate bien la piel esta la expulsa dejando una sensación pesada y pringosa de las que parece que ni te acabas de duchar. ¡Puaj!



En cuanto ví el concepto de estos sorbetes sabía que en cuanto mi piel empezase a no beberse la manteca iría a por  la versión sorbete ya que prometían una hidratación alta, frescor y absorción instantánea. 
Lo primero que llama la atención es la famosa textura, yo pensaba que sería un gel normal y corriente pero no.

La textura es en gel pero no tiene el típico acabado brillante y cristalino, al contrario, es denso,  casi opaco y tiene una textura rugosa. 


El gel cunde bastante, no tanto como una manteca, pero con la cantidad que veis en la foto da para todo el antebrazo, ya que al extenderlo la textura se vuelve líquida y es cuando aparece el famoso frescor tan reconfortante que dicen por ahí, yo noto el frescor normal de un gel y dudo mucho que lo meta en la nevera, porque obviamente si refrigeras algo cuando te lo pongas va a estar frio.


Una vez aplicado otra cosa que me llama mucho la atención de este producto es que la piel queda mate, no queda el típico brillo de llevar recién aplicada la crema corporal, se absorbe en un suspiro y deja el olor durante un par de horas. 


En cuanto el nivel de hidratación para mi es más que aceptable, teniendo en cuenta de que estamos ante un producto con una textura ligera. En mi caso al estar acostumbrada a usar cremas muy untuosas sobre todo en las piernas al aplicarme el sorbete me da siempre la sensación de que necesito algo más, pero la piel la tengo suave e hidratada durante todo el día, no se me reseca.



El precio de este producto es de 11€ y vienen 200 ml,  a mí me ha compensado pagarlos ya que tengo cremas similares mucho más baratas de textura crema-gel que sí que se me quedan cortas o no me hidratan apenas la piel.

Por lo que a los sorbetes de The Body Shop para mi si que merecen la pena, siempre y cuando estés dispuesta a pagar 11€ por una crema corporal. A mí casi con toda seguridad de que me van a acompañar muchos veranos porque era el producto que estaba esperando que alguna marca lanzara desde hace años


¡Hasta Pronto!

6 comentarios :

  1. Hola guapa!
    Qué buena pinta tienen y al decir gel la textura me la imaginaba de otra manera, pero tiene pinta de ser súper especial. Seguramente la pruebe porque ahora para verano me pateen cosas más ligeras... Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho el enfoque del post, y además que te hayan ido tan bien. Si ya antes me tentaban, tras leerte tengo claro que me voy a hacer con alguno.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Pues que sea en gel y se quede mate puede ser muy bueno para el verano! Odio las cremas que no se llegan a absorber en verano y te quedas pringosa!! Genial post!

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa, yo tengo la de Moringa y me tiene encantada. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado la idea del post, y tu análisis.
    Yo también vivo en levante, pero un poquito más al norte que tú. Sin embargo, mi piel tiende a deshidratarse y, también en verano, necesito de hidratantes en crema, aunque me permito tontear con texturas más ligeras como las de estos sorbetes en días alternos.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. ue buena pinta! Me ha gustado mucho la textura que tiene, desde luego perfecta para el verano. Un beso!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails